martes, 23 de mayo de 2017

Hellblazer Jamie Delano #3 (USA #36 a #40, #84 a #88, #250, Bad Blood, Pandemonium)

Vuelvo a la carga con Hellblazer, concretamente con el tercer volumen dedicado al primero que llevó la serie regular: Jamie Delano. Es un tomo un tanto curioso, porque número de Delano de la serie regular de Hellblazer sólo incluye del 36 al 40 y el 250; el resto es la corta etapa de Campbell y tres especiales a parte de la línea temporal habitual.

Los últimos números regulares están muy bien, siguen la tónica de los anteriores y demuestran que Delano acabó de sentar las bases dadas por Moore, ampliando la mitología del personaje y acabando de fijar su personalidad. Es cierto que se pone demasiado metafísico en más de una ocasión, pero qué se le va a hacer, es lo que tiene ésta obra.

Luego viene la corta etapa de Campbell, una historia decente pero que se olvida fácilmente dentro de todo lo que aporta la colección completa.

Y de allí saltamos al número 250 (prescindible) seguido de un relato corto (texto) y dos números más modernos y especialmente inspirados. Dos números que, en mi opinión, le dan mayor valor a la etapa del autor y al volumen en sí mismo.

La primera de las dos historias nos lleva al futuro, con un Constantine septuagenario metido dentro de una conspiración entre monárquicos y republicanos. Hay que reconocer que la historia es una auténtica gamberrada y se aleja del tono de la serie, pero entre que está dibujada íntegramente por el mismo hombre y que no se toma en serio a sí misma… pues tenemos una historia muy disfrutable que critica la mitificación de ciertas figuras de la realeza británica junto con el partidismo de los medios.

Y luego está Pandemonium, una pequeña novela gráfica nacida tras los atentados del 11S y que nos enseña el horror de la guerra desde los ojos de Constantine. Éste sí que es mucho más Hellblazer, tanto en tono como en temática; y me parece una buena historia que podría estar perfectamente incluída dentro de la numeración habitual de la obra. Eso sí, el dibujo, pese a ser objetivamente bueno, es demasiado experimental para mi gusto.

En fin, con esto concluye la etapa de Delano en la colección. Un autor que se ha metido dentro de la política (en cada época la que hubiera) y que abusaba sobremanera de los cuadros explicativos en las viñetas. Aun así, esperaba que la etapa inicial de Hellblazer fuera peor, y me he encontrado con historias bastante decentes y un autor que acaba de definir a un personaje icono de la editorial Vértigo. Me ha gustado, aunque reconozco que no es para todo el mundo.

lunes, 22 de mayo de 2017

Zombicide: Black Plague

Me encantan los juegos que saca Coolminiornot (editorial americana) y entre ellos hay uno que coge mucho de lo que me gusta: miniaturas en mesa, sistemas sencillos de aprender y posibilidad de jugar en cooperativo entre dos y mucha gente. Éste juego es el Zombicide, una franquicia que lo ha petado en su versión “actual” y cuya versión “medieval” os comentaré a continuación.

Editorial: Edgeent
Tiempo: 60’-180’
Jugadores: 1+.
Creador: Raphaël Guiton, Jean-Baptiste Lullien, Nicolas Raoult
Precio:  99,95 €

Ambientación: Nos encontramos en un mundo de fantasía medieval totalmente random, aquí cada uno se puede montar sus películas o decidir que está en el que más le guste, pero el caso es que tenemos varias razas típicas (elfos o enanos ya en la caja base) con seis personajes a elegir (incluido un mago).

En dicho mundo ha habido una plaga, plaga promovida por los nigromantes, que ha acabado con gran parte de la población. Pero como todo el mundo sabe, en la edad media la gente era dura, así que encarnaremos a algunos de los supervivientes para empezar a matar zombis y descubrir el origen de la epidemia a la par que le rompemos la crisma.

Es una ambientación que se nota en las miniaturas y losetas, con una trama que abarca diez misiones pero que no es (ni por asomo) motivo suficiente para jugar.

Qué habrá que hacer: A lo largo de las diez misiones que se nos incluyen en la caja base (hay montones de expansiones, de las que igual hablo otro día) tendremos que cumplir distintos objetivos de creciente dificultad. Así, tendremos un tablero preparado de antemano, con objetivos por el mismo (a recoger) o con enemigos que deberemos eliminar.

El caso es que encarnando a uno de los seis héroes de la caja base iremos avanzando por el mapeado, pudiendo explorar, movernos o combatir con los monstruos, mejorando poco a poco a nuestro personaje a la vez que el juego se vuelve cada vez más difícil.

Los malos se mueven y aparecen mediante una inteligencia artificial bastante básica (son zombis) pero que funciona; y nosotros iremos mejorando tanto en habilidades como en equipamiento, lo que da sensación de progresión que se agradece mucho.

Es un juego con una mecánica muy sencilla (se explica en dos minutos) y que puede jugar cualquier aunque no sea aficionado a los juegos de mesa. Buen juego de entrada en éste aspecto.
Opinión Personal: Zombicide Black Plague es una evolución del juego madre (Zombicide), un juego que mejora ligeramente las dos mecánicas que más problemas daban (pegar a los compañeros o no llevar defensas), nos permite encarnar personajes más mortales y añade a los nigromantes.

Eso, eso también, la primera caja de una nueva franquicia que seguro dará para bastante. Una caja que apenas lleva seis personajes. Pero un estupendo punto de entrada al universo Zombicide.

No es un juego barato, pero creo que lleva suficientes cosas como para que valga la pena comprarlo. De entrada da para las diez misiones iniciales, con horita y media de duración standard; pero entre que es posible que perdáis alguna (que el juego gane) y la cantidad de misiones fanmade que hay, seguro que tenéis juego para rato sin tener que recurrir a su primera gran expansión (Wolfburg).

Creo que es un juego para enganchar a la gente a jugar a juegos de mesa, su vistosidad, temática y facilidad de mecánicas hacen que ponerse a jugar sea muy sencillo, y además tiene un setup que tampoco debería llevar demasiado tiempo (10/15 minutos máximo). Ésta sencillez también hará que los jugadores más duros o fans de la gestión se aburran enseguida, algo a tener en cuenta según vuestro grupo de juego.

Personalmente es un juego (y sistema) que me encanta, del que compro todas las cajas grandes que salen y con el que disfruto mucho jugando en pareja. Así que a no ser que sólo os guste jugar a juegos como la Villa y aborrezcáis el plástico éste es un juego estupendo para tener en la ludoteca.

sábado, 20 de mayo de 2017

Hace un Año CXXX... X-Men Apocalypsis

Reconozco que no soy muy fan de las películas de la saga de los mutantes. Disfruté mucho con la primera, el First Class me pareció un peliculón y el resto… bueno, molestar no molestaban, pero siempre me ha parecido un paso por detrás de otras producciones del género (menos la ya mencionada First Class). Así que mis expectativas con Apcalipsis eran más bien nulas.

La película nos narra la vuelta de Apocalipsis, un ser del antiguo Egipto (donde era venerado como un Dios) que quiere recuperar la hegemonía sobre el ser humano, para lo que otorgará mayor poder a algunos mutantes con lo que empezará su plan (básico).

Enfrente (aunque al principio no lo sepan) tendrá a los jóvenes que acabarán por convertirse en los X-Men, un grupo de chicos que no domina sus poderes y que va acabando bajo el ala de Charles Xavier.

El inicio de la película (primer acto) me parece soberbio. Una presentación de personajes (o recuerdo) brillante, con momentos para todos y cada uno de ellos, efectos especiales bien tratados y una química bastante buena entre todos. Es un arranque que alargaría casi hasta la mitad de le película. Nada que reprochar.

Luego ya es todo algo más típico, pero el talento de los actores “adultos” (Fassbender y Mcavoy) junto con un buen casting joven hace que el enfrentamiento, las explosiones, la evolución de personajes… que todo esto que tenemos tan visto también funcione estupendamente en pantalla.

Como he dicho ya, actoralmente la película es estupenda, incluso los menos experimentados están bien (quizás me cante Olicia Munn, pero poco). Fassbender es un portento que se come la pantalla cada vez que sale, y cierto cameo ya valdría para ponerse a ver la película. Eso sí, el malo no acaba de gustarme demasiado, algo que acostumbra a suceder en las películas de superhéroes.

Los efectos especiales brillan, con escenas magistrales como la entrada en acción de Quicksilver o el lanzamiento del armamento nuclear (o las hostias finales). En todo momento dan el pego, y en los momentos en los que tienen que dar el do de pecho lo consiguen. De nuevo me parece que el villano queda un poco cutrón en cuanto a maquillaje, pero te acostumbras y no te saca de la película.

Buen ritmo, buenos efectos, música resultona, personajes bien interpretados y con carisma, escenas memorables… sí, me ha gustado mucho, y la pondría a la altura de First Class (la mejor hasta ahora para mí). Tiene todo lo que le pido a una película de superhéroes e incluso un plus adicional.

La recomiendo? Sí. Creo que vale la pena a poco que sepas quienes son los personajes, e incluso si no lo tienes claro funciona muy bien como producto en solitario. Me parece que Fox puede haber encontrado  el camino (le ha costado) con producciones como ésta, Deadpool o Logan. Veremos qué le depara el futuro.

Valoración Personal: 9.

viernes, 19 de mayo de 2017

Robin: Año Uno

Las novelas gráficas de Dc me están dando grandes momentos junto a otros totalmente olvidables, una calidad irregular que hace que no tengas claro qué te vas a encontrar cuando te acercas a la siguiente.

En éste contexto me he acercado al Año Uno de Robin, un personaje que, a priori, me interesa entre poco y nada. A ver qué tal ha sido la experiencia.

Historia: Como el propio título del comic te indica, lo que éste volumen trae es el primer año de Robin acompañando a Batman. Son algo más de doscientas páginas las que nos harán acompañarle durante éste año en una historia que gira en torno a su adaptación (o idoneidad) como compañero de Batman.

El que la historia la narre Alfred como si fuera un diario nos da una perspectiva distinta y muy chula, desde sus ojos vemos las preocupaciones de que un niño tan joven acompañe a Batman en su particular cruzada contra el crimen, con el miedo evidente de que le pase algo o no sea el niño que debería ser.

A lo largo de las páginas veremos evolucionar a éste Robin, desde su faceta más personal o su temeridad hasta lo que ocurre cuando se lleva los primeros palos o surgen problemas.

Es una trama bastante emotiva, que recurre a algún villano icónico del hombre murciélago para atraparnos un poquito más. Una historia que huele a añejo y que tiene peso por sí misma.

Dibujo: Al igual que la trama, nos encontramos con un dibujo que parece hecho para un comic más antiguo, un dibujo buscado adrede para contar la historia del origen de un personaje y que le sienta estupendamente a la historia.

Es un buen dibujo, la forma correcta de entender lo que es un estilo retro sin dejar de lado una calidad gráfica alta, acompañada por un buen uso del color y las tintas.

Podría ser perfectamente adaptable tal cual a animación.

Personajes: Aunque se trate de la historia de Robin y tengamos doscientas páginas para desarrollarla, hay unos pocos personajes más que merece la pena destacar.

Robin: El protagonista, un chico entrenado para combatir al crimen y que disfruta con lo que hace. Pero su temeridad le hará enfrentarse a cosas para las que quizás no esté preparado. Alegre y lanzado, ofrece un buen contraste con el personaje de Batman.

Batman: Aunque tenga sus dudas respecto a poner en peligro a alguien tan joven, es evidente que Batman disfruta de tener compañía durante sus correrías nocturnas. Aquí vemos a un Batman frío pero que se preocupa por su pupilo. Una buena versión.

Gordon: Tiene poco peso en la trama, pero el comisario me encanta en ésta historia, preocupado por el chico y recriminándole a Batman que le ponga en peligro.

Dos Caras: El “villano principal” de la historia, actúa más como peligro impredecible que como un personaje tridimensional creíble. Un tanto caricaturizado.

Alfred: El narrador de la trama, alguien que sufre por los que están a su cuidado y que teme que Robin se convierta en alguien como Batman.

Opinión Personal: Robin Año Uno es un buen comic, ésta vez me ha tocado disfrutar al acercarme a ésta novela gráfica de Dc.

La obra captura la esencia clásica del personaje (y de su mundo), y sabe transmitirnos estupendamente lo que supone para tres personajes el que un chico esté ayudando a Batman en su cruzada contra el crimen. Desde un Alfred preocupado hasta un Robin que lo disfruta, pasando por un Batman un tanto más distinta.

Además, la obra se va volviendo más oscura poco a poco, empezando que parece eso un capítulo de la serie de los sesenta, con Robin desatado y Batman disfrutando con su pupilo (no en plan bíblico) para ir viendo poco a poco qué problemas pueden derivarse de tener a alguien tan joven en éstas situaciones.

A lo largo de sus páginas se forjará el carácter del joven, así como su resolución de ayudar al mejor detective del planeta.

El dibujo añejo ayuda a meterse en la obra, acompañando estupendamente a la trama.

Quizás el comic peque un poquito de típico en lo que a villanos y su comportamiento se refiere, algo que se puede disculpar cuando te das cuenta que lo importante es la evolución del protagonista. Pero una trama algo más sólida del lado de los malos no hubiera estado de más.

Un comic notable, de notable alto, pero que en mi opinión no acaba de darme lo suficiente (quizás no he empatizado con el protagonista) para llevarlo al excelente que veo se lleva la obra en mucho medios especializados.

Recomendable? Sí. Si te va el mundo de Batman y te apetece leer algo con Robin en la ecuación. Infinitamente mejor que el Batman y Robin que se pasó por el blog hace poco.

Valoración Personal: 8.

jueves, 18 de mayo de 2017

Peaky Blinders T2

Los Peaky Blinder vuelven a la carga en el blog, y lo hacen con una segunda temporada que supera en todos los aspectos a la primera.

Loa serie sigue llevándonos a principios del siglo pasado, siguiendo las andanzas de una familia de gitanos ingleses que se dedican principalmente a las apuestas. En especial pondrán el foco sobre Tommy Shelby, el dirigente de la familia y un veterano del ejército de su majestad.

Durante los seis capítulos que dura la temporada veremos a Tommy intentar incrementar el área de influencia de su familia hacia Londres, teniendo que lidiar con los judíos y los italianos, así como problemas derivados de cosas sucedidas en temporadas anteriores o los propios de alguien con una familia tan especial como la suya.
La temporada no nos dará un respiro, con un buen puñado de tramas entrelazándose entre ellas para terminar explotando en un genial capítulo final. Aunque por suerte no sólo de ése capítulo vive Peaky Blinders, todos los capítulos de la temporada son muy buenos.

Siendo una serie de época es necesario que la ambientación esté a la altura, y ésta lo está. Y si tenemos una buena trama y una buena historia lo siguiente que necesitamos es un elenco de actores lo suficientemente buenos como para dar vida a los personajes. Y vaya si los tenemos. Desde Cillian Murphy hasta Sam Neill, todos los actores se meten en su piel de una forma admirable, incluso la serie se permite contratar a Tom Hardy para hacer un pequeño papel durante la temporada, para que os hagáis una idea del nivel actoral.

Es una serie cruda, más por la veracidad de sus tramas que por la violencia explícita (que también la hay). De esas que te golpean en el estómago y en las que estás en tensión durante todo el metraje, sufriendo por si les saldrán bien o no las cosas a los personajes a los que has tomado cariño; viendo que algunas de sus decisiones no son del todo acertadas o temiendo que hayan mordido más de lo que puedan tragar.

Sólo hace falta ver la nota en followmytv para darse cuenta de que estamos ante una muy buena serie, de esas que cuentan con el sello de calidad de la BBC. Una serie de pocos capítulos pero con un guion muy concentrado que tampoco necesita más para desarrollar una temporada.

Así que ya lo sabéis: si os van las series con protagonistas delincuentes (Sons of Anarchy es la primera que se me viene a la cabeza) u os gusta la época y queréis verla desde otro punto de vista… ésta es vuestra serie. Para los demás, siempre podéis darle una oportunidad, es cortita (seis capítulos por temporada) y dudo mucho que os suponga una pérdida de tiempo.

Valoración media en Followmytv: 8,80.

miércoles, 17 de mayo de 2017

Ataque a los Titanes #19

No tengo muy claro cuándo acabará ataque a los titanes, pero leídas las palabras de su autor hace un
tiempo espero fervientemente que no lo alargue innecesariamente. Y no es que no me esté gustando la obra, es que pienso que cuando se va por los cerros de ubeda la calidad del manga se resiente mucho,

Por suerte no es el caso de éste tomo diecinueve, un tomo que apenas se centra en darnos acción y mostrarnos ligeramente los planes de los dos bandos que se enfrentan.

Es un gustazo total y absoluto leer éste manga cuando está desatado, cuando las hostias como panes parecen caer por todos lados y la acción sangrienta está a la orden del día. Lo mejor del caso es que al enemigo le conocemos, los planes de ambos lados parecen más o menos claros, pero aun así consigue sorprendernos con alguna que otra escena.

Yo diría que con éste número la obra de Isayama vuelve a los orígenes, a cuando los titanes daban miedo y te podían matar en cualquier momento. Cierra un círculo en la zona de inicio de la obra que nos puede abrir el tramo final.

Quedan pendientes un buen montón de incógnitas, pero son interrogantes que parece no tardaremos demasiado en responder; incluso parece que los mismos enemigos nos los responden en parte con sus palabras.


Veremos cómo sigue, pero éste tomo es puro disfrute.

martes, 16 de mayo de 2017

20th Century Boys #22

Y llegamos al final, otra serie cuyo repaso acaba, en ésta ocasión una de Urasawa, lo que hace que el final sea algo más importante.

Es que éste hombre se monta unos líos tan tremendos durante el desarrollo de sus obras que después es difícil que el final acabe siendo satisfactorio. Veamos si le sucede en 20th century boys (para muchos su mejor obra).

Sinceramente me gusta que éste tomo de un cierre a varios de los personajes secundarios que tantas cosas han pasado, personajes que están allí desde el principio y que tienen sus momentos. Posiblemente sea esto y el abrazo final lo que más me gusta del cierre que se le da a la obra.

Por el otro lado tenemos unos planes bastante apresurados y una sensación de que todo acaba de forma demasiado simple. En otras obras no sería un hándicap, pero en una que nos ha hecho dar vueltas como peonzas se antoja que no está a la altura.

Además, hay elementos que quedan colgados (era evidente) pero lo más sangrantes es que alguno de ellos se nos presentaba en el tomo anterior (el papa y el sacerdote de los tatuajes). Son tramas olvidadas y que quedan en el aire. Una lástima.

Lo que sí que consigue Urasawa es dar un final emotivo a la obra, uno de esos con momentos emocionantes, pero no por acción o por lo que pasará, sino porque consiguen emocionarte. Son cosas en apariencia sin demasiada trascendencia (como el ver al cantante famoso preparándose para tocar o las escenas de Sadakiyo) pero que le dan ese toque distintivo a una obra que, por lo general, ha estado a un nivel altísimo.

Me quedo con lo bueno, pero no puedo evitar sentir ese sabor agridulce que me deja el final. A ver si los dos tomos de 21th Century Boys acaban de mejorarlo.

lunes, 15 de mayo de 2017

Los Siete Samuráis

Con motivo del visionado de la reciente adaptación de los Siete Magníficos y por culpa de un podcast de la Órbita de Endor me dije a mi mismo que qué mejor forma de ver la última versión que ponerme antes con la primera. Y eso hice.

Los siete samuráis es una película de 1954 con una duración de más de tres horas y dirigida por el celebérrimo Akira Kurosawa. Esto no será un análisis sesudo (nunca lo son) ni repleto de curiosidades. Para ello están Wikipedia y páginas mucho más trabajadas que la mía. Aquí tendréis una review light. Como siempre.

La película nos traslada al Japón feudal, con una aldea campesina que está siendo atacada con cierta regularidad por bandidos, algo que no pueden soportar más y para lo que deciden contratar a samuráis sin señor, los suficientes para proteger el pueblo pero lo suficientemente acabados como para no querer cobrar por el trabajo.

Así, poco a poco se irá formando una cuadrilla con siete de éstos guerreros, cada uno con sus particularidades y personalidad que acabarán llegando al pueblo, viendo la situación y… mejor la veis vosotros.

La película es lenta, con un ritmo narrativo muy alejado del habitual y que la lleva a un metraje a todas luces excesivo. Pero incluso viéndola con los ojos de hoy tiene encanto suficiente como para mantenerte viéndola, y eso tiene un mérito tremendo.

Las actuaciones son bastante buenas, en general, también teniendo cuenta la forma teatral de actuar de los japoneses durante la época. Aquí veremos rostros exagerados o interpretaciones un poco pasadas de vueltas. De todos modos, es muchísimo menos exagerado que en otras películas coetáneas, e incluso hay algún que otro actor que se muestra contenido.

Visualmente ha soportado bien el paso del tiempo. Supongo que el trasladar una época pasada hace que con vestuario y unos pocos escenarios se pueda hacer un producto visualmente atractivo, con buenos planos y que se sigue a la perfección. Incluso los combates están bien rodados y transmiten lo que quieren.

Es una película un tanto dura de ver; de esas que hay que mentalizarse antes de ponerse e intentar valorarlas con los ojos de la época, comparando con lo que se hacía en la misma. Viéndola así la película sobresale como una auténtica obra maestra, una película adelantada a su tiempo y que nos trae un relato magníficamente contado e interpretado, acompañado con una gran banda sonora.
Si la vemos con los ojos de un espectador actual… la película sigue sosteniéndose. Es cierto que es demasiado lenta, que hay actores sobreactuados o que la forma de rodar no tiene nada que ver con la de hoy. Incluso es posible que os durmáis en algún momento concreto. Pero la película sigue teniendo la fuerza suficiente (gracias al carisma de sus personajes y al buen hacer de Kurosawa) como para ser un producto notable que vale la pena ver si sabes a lo que te vas a enfrentar.

Yo la he disfrutado. Han sido tres horas bien empleadas que me han enseñado algunas cosas que no conocía y me han acercado a un producto cinematográfico mítico. Casi diría que vale la pena aunque sea sólo por tacharla de mi lista de pendientes XD.

Doy el tiempo empleado en verla por bien invertido, y creo que si tenéis curiosidad por la cinta u os gusta el cine de temática oriental acabaréis por cogerle el gustillo. Eso sí, el inicio, hasta que te adaptas es bastante duro.

Valoración Personal: 8.

PD: Está disponible en Netflix y ver a Toshiro Mifune en acción es otro punto a favor para verla.

sábado, 13 de mayo de 2017

Hace un Año CXXIX... Espías desde el cielo

Con la película de hoy no las tenía todas, es una de esas de las que no has oído hablar pero que te dejas llevar gracias al elenco actoral (Helen Mirren, Alan Rickman o Aaron Paul) y que esperas sin demasiadas esperanzas que acabe sorprendiéndote.

Espías desde el cielo es una película británica de no demasiado presupuesto (algo que no se nota en ningún momento) y que nos cuenta una operación para neutralizar a terroristas a distancia (mediante misil), cómo se toman las decisiones y qué tipo de daños colaterales pueden tener.

Sorprende mucho la dureza y el ritmo de la película cuando apenas cuenta con tres localizaciones estáticas. Aquí no tenemos un thriller de acción, tenemos uno basado en el argumento y sustentado en las actuaciones. Un thriller que plantea una situación y deja en manos del espectador el pensar si la solución tomada es o no la correcta, además de ver lo que supone para los implicados la toma de dicha decisión.

Desde el que tiene que apretar el gatillo hasta un agente sobre el terreno pasando por el gabinete encargado de tomar la decisión, la comandante al mando de la operación o los políticos. Todos tienen un punto de vista distinto y una forma de actuar que no debe diferenciarse demasiado de lo que sucede en la vida real.

En apenas una hora y media consiguen componer una buena historia, desarrollar a los personajes y dar un golpe al espectador. Se puede pedir más?

Pura producción británica, encargada de demostrar una y otra vez que se pueden hacer productos notables sin grandes presupuestos, únicamente con talento.

Los actores están todos a muy buen nivel, no en vano son gente que ha demostrado en más de una ocasión su nivel interpretativo.

En resumen: notable película alejada de los thrillers americanos (en Hollywood la misma peli duraba media hora más y nos metían acción innecesaria), contenida y que no innova en nada, pero buen producto por sí mismo que puede valer la pena ver si te va la temática.

Valoración Personal: 7,5.

viernes, 12 de mayo de 2017

Filos Mortales

Joe Abercrombie es un autor que se ganó un nombre en el mundo de la literatura fantástica con su primera trilogía, una saga que estaba bastante bien pero que se llevó algunos elogios de más. Ahora, con unos cuantos años más y bastante más rodado se está dedicando a historias más “pequeñas”, con novelas auto conclusivas o una trilogía para un público más joven.

En éste marco de autor más maduro aparece la Ley de las Espadas, una relación de relatos cortos (algunos con los mismos protagonistas) que nos devuelven al mundo de la Primera Ley a vivir algunos relatos que conocíamos de oídas u otros totalmente nuevos. Veamos qué tal se le da.

Historia: En el ejército de la Unión solo hay un individuo que se cree capaz de salvar por sí solo la situación a la hora de enfrentarse a los gurkos: el incomparable coronel Sand dan Glokta. Curnden Craw y su grupo deben recuperar un objeto misterioso más allá del Crinna. Solo hay un pequeño problema: no saben qué es ese objeto. Shevedieh, la más hábil ladrona de Styria, va de desastre en desastre con su mejor amiga y mayor enemiga: Javre, la Leona de Hoskopp. Después de años de masacres, el idealista Bethod trata de llevar la paz al norte. Solo queda un obstáculo: su lunático guerrero, el hombre más temido del Norte, el sangriento Nueve Dedos.

Violentas y afiladas como las armas de sus personajes, las historias de Filos mortales transcurren desde antes de La voz de las espadas hasta después de Tierras Rojas. Los relatos, situados cronológicamente, siguen hilos apuntados en las tramas de las novelas del Círculo del Mundo, pero todos ellos se pueden leer de forma independiente.

Como colección de relatos cortos que es, hacer una sinopsis de cada uno de ellos nos llevaría un tiempo excesivamente largo y contaría demasiado de la trama de los mismos. Así que en éste apartado me limitaré a comentar algunos de los rasgos que comparten éstos relatos.

Lo primero es que todos están enmarcados en el mundo de la Primera Ley, es decir, el mundo donde transcurren casi todas las novelas de Abercrombie. Y no sólo eso, sino que también tenemos que se mueven en un marco temporal muy delimitado, unos treinta años, lo que hace que nos movamos también en unos tiempos que los lectores habituales de Abercrombie ya conocemos.

Son relatos de personajes muy distintos y dispares, algunos nos cuentan cómo eran antes de cambiar (el coronel Glotka), mientras que otros nos dan alguna pincelada de ellos en momentos puntuales (el de Bethod me ha gustado especialmente), incluso hay algún personaje al que seguiremos a lo largo de los años, con problemas que volverán para morderle el culo.

Creo que las historias están muy bien elegidas, enmarcándose en lugares muy distintos y en momentos bastante agradables de leer dentro del mundo. Pero por mucho que el momento histórico sea relevante, nosotros tendremos un relato sobre los problemas del personaje protagonista de ese momento. Así, son una serie de relatos que se disfruta muchísimo más si has leído las obras anteriores del autor, ya que no sólo se ambientan en el mismo mundo, sino que los guiños son constantes.

Personajes: Más allá de crear un mundo duro y con cierto humor negro, el autor de ésta novela tiene la habilidad de crear personajes carismáticos y con rasgos muy reales (no hay ni héroes ni villanos), lo que hace que saltar de uno a otro sea un auténtico gustazo.

Posiblemente son Shevedieh y Javre los dos personajes que más están bajo los focos, y con ellos el autor se permite contarnos distintos momentos puntuales a lo largo de sus vidas, unos momentos que unidos conformarán un relato mayor y nos hará ver cómo les han hecho evolucionar los años.

Ya he dicho en el apartado historia que los cameos son constantes, algo que ayuda mucho a crear una sensación de mundo cohesionado con novelas anteriores, pero que puede sacar un poco a lectores noveles.

Pero bueno, son personajes potentes enfrentados a momentos bastante cabrones y gran parte de la gracia de la novela es ver cómo se desenvuelven.

Opinión Personal: Abercrombie es un autor que me convence más y más a medida que escribe libros, alguien a quien le vino el éxito de golpe y que ha sabido administrarlo, volviéndose mejor escritor y dejando bastante atrás sus primeras novelas.

También es un escritor con un estilo muy marcado, con mundos duros, cabrones, que no tienen compasión para con sus personajes, unos personajes que se sienten muy reales, con debilidades y que no siempre (o casi nunca) cogen el camino correcto. Y todo ello con un sentido del ritmo y de la acción bastante distinto al habitual en el género.

Con esto en mente os digo que tenemos una novela que recoge lo bueno de Abercrombie y lo condensa en una serie de relatos que se leen con mucha facilidad y que el lector asiduo disfrutará como un enano.

Pero creo que el libro tiene un problema, y no es otro que el depender tanto de una ambientación y personajes (aunque sean secundarios) conocidos. Es un problema para aquél que se acerque al libro como primera lectura de Abercrombie, pensando que un libro de relatos cortos puede ser una forma estupenda de acercarse a alguien, viendo su estilo y cómo se desenvuelve en distintas situaciones. Y no está mal pensado, lo único que le sucederá a éste lector es que se perderá gran parte de la gracia del libro, y no sé hasta qué punto le gustará leerlo.

Sí, puede funcionar como libro independiente, pero como realmente engancha es como libro extra dentro de su mundo, casi como un fanservice para los fans.

Así que si estáis pensando en acercaros a Abercrombie con éste libro os diría que os lo penséis; que sí, que os podréis hacer una idea de lo que el escritor os puede ofrecer, pero os perderéis mucho de su gracia. A éstos lectores os digo que mejor probéis con los Héroes (aunque también tenga referencias a otras novelas).

Vale la pena el libro? Sin duda, es excelente, pero no me puedo hacer una idea de la experiencia que supondrá para un lector novel en éste autor y creo que es mejor acercarse a él una vez leídas más obras del mismo.

Valoración Personal: 9.

jueves, 11 de mayo de 2017

Buscando a Nemo

Me encanta volver a películas de Pixar al lado de un niño de tres años, y es que no sólo las disfrutas tú (que me encantan) sino que ves las reacciones del chaval por primera vez.

Buscando a Nemo es una de las películas mejor valoradas del estudio de animación. Una cinta que nos cuenta la búsqueda de Nemo por parte de su padre, mientras vemos las aventuras que vive éste.

La película pone el foco en el mundo submarino de nuestro mundo, creando un gran viaje de Marving y una amiga que hace por el camino: la entrañable Doy.

El argumento es muy sencillo: padre sobreprotector pierde a su hijo y mueve cielo y tierra para recuperarlo. La gracia está en que el padre es un pez que vive en el océano, y que su búsqueda no está claro que vaya a acabar bien.

Con ésta premisa Pixar nos regala una película única, de esas que destilan magia por los cuatro costados y demuestran que la animación no es un género mejor. Y lo consigue con un grupo relativamente pequeño de personajes y un entorno basado en el real, pero lo hace con tal gusto y tan buen sentido del ritmo que uno no puede evitar disfrutar de la película.

Visualmente se le nota que han pasado catorce años ya desde su estreno, pero gracias a un muy trabajo en el plano artístico lo hace menos de lo que podría. Y es que la paleta de colores elegida junto con los simpáticos diseños hacen que nos olvidemos de si una textura tiene mayor o menor calidad.

Otro de los elementos que hacen que la película envejezca tan bien es el humor, esa mezcla de humor y acción que tanto se lleva hoy y que tan bien hacen en Buscando a Nemo. Un humor encarnado casi totalmente por el personaje de Dory (con película propia), un pecicito con un problema bastante grave de memoria y una alegría contagiosa.

Puede que el argumento sencillote y un desarrollo sin sorpresas hagan que la película no sea la favorita de Pixar de casi nadie, pero es tan buena y está tan bien hecha que no faltará en ningún top 10 de películas del estudio. De hecho, no conozco a nadie que la haya visto y no haya sido capaz de disfrutarla.

Si la habéis visto decidme qué os pareció, en caso contrario: ya estáis tardando.

Valoración Personal: 9.
Valoración en Metacritic: 90. 

miércoles, 10 de mayo de 2017

Rave #18

Tercer tomo de Rave con el que os doy la brasa hoy. No os preocupéis, será el último XD.

Ahora me toca el decimoctavo volumen de éste manga, uno que resuelve la supuesta muerte de Haru y nos da la celebración tras la saga que hemos tenido entre manos. Se agradece que la saga termine ya, porque me parecía que el villano no se había presentado debidamente, lo que hacía que la sintiera como relleno.

Luego tenemos varios capítulos de los típicos que nos da ésta obra: viajes varios en la búsqueda de la última Rave, con el grupo recomponiéndose y con las paridas nivel extremo que tanta gracia le hacen al autor. Si es que casi se podría decir que hay algún capítulo que pegaría más como extra que como parte de la serie regular!

Por suerte sí que hay un capítulo de trama para presentarnos a los nuevos subordinados del malo actual. Unos monstruencos que elevan el nivel de poder de forma considerable y que se presentan con más carisma que el que dejamos atrás. Lástima que la escalada de poder parezca inevitable, pero es lo que hay.

Con todo, nos queda un tomo que no aporta prácticamente nada pero que nos deja tomar aliento después de tanto dramatismo. La serie vuelve al humor chorra y a la aventura por la aventura, y, por un solo tomo, hasta se agradece.

Rave #17

Segundo tomo seguido que os comento hoy de Rave, y es que me voy dando cuenta que estoy
tardando demasiado (a uno cada quince días) en ponerme al día e ir liquidando ésta segunda lectura del manga de Hiro Mashima.

Éste tomo nos lleva ya prácticamente al ecuador de la serie, y lo hace contando con el mejor tomo de los últimos, sin lugar a dudas. Y eso que se trata de un tomo de combate contra un enemigo que ni me va ni me viene, pero el autor se las arregla para darle epicidad al mismo incluso contando con recursos manidos hasta la saciedad (como los héroes levantándose prácticamente de entre los muertos).

Es un tomo que ejemplifica lo que acaba siendo cualquier shonen: combates contra personajes más o menos molones y exaltación de la amistad entre el grupo protagonista. Por suerte en ésta ocasión el autor lo hace con cierta gracia, lo que unido a que ya se les ha cogido cariño a los personajes desemboca en un tomo entretenido y que se lee en un suspiro.

Incluso el flashback para contarnos la historia del villano que se inserta en medio del combate cumple su función de hacernos empatizar aunque sea ligeramente con ésta piedra en el camino hacia el enfrentamiento con el enemigo actual del grupo.


Me molesta lo que se ha tardado en llegar hasta aquí, y pese a que el tomo me guste sigo sintiendo la saga de las sirenas (seguimos en ella) como puro relleno.

Rave #16

Vuelve Rave al blog, y lo hace con un tomo que me ha gustado mucho. Incluso podría decir que se ha colado entre mis favoritos de ésta obra (y posiblemente siga siéndolo cuando llegue al final).

Lo primero y menos importante es lo que sucede con el protagonista, es algo que vemos al inicio y al final del tomo y nos muestra un poco lo que está por venir. Pero lo dicho, visto el resto del volumen nos importa bien poco.

Porque lo demás es la historia de Reina y Música. Los dos personajes que están en bandos opuestos pero a los que une su búsqueda de la mítica arma Silver Ray.

Con éstos dos personajes asistiremos a una de las tramas más épicas, bonicas y  emocionantes de Rave; una en la que los dos enemigos se unen para hacer frente a un villano en apariencia indestructible. Me encanta porque hay química entre los dos personajes, es una relación que está naciendo y acaba por cortarse de forma trágica en una de las bajas más recordadas (en mi caso) del manga shonen (también es que hay pocas de relevancia).

La emotividad que sabe imprimirle Mashima al tramo final de dicha historia me parece simplemente genial, y más porque no recurre al habitual truco rastrero de resucitar al personaje cuando le viene bien. No, muere bien muerto.

Sinceramente me parece que es un acierto más por casualidad que buscado, porque no recuerdo unos niveles tan buenos en lo que se refiere a tragedia dentro de sus obras (y eso que le gusta buscarlos). Un oasis dentro del bache que estábamos teniendo en los últimos tomos, sin duda.

martes, 9 de mayo de 2017

20th Century Boys #21

Ya queda menos, un tomo más y acaba la relectura de 20th century boys (la semana que viene casi seguro). Y es curioso porque pese a tratarse del penúltimo tomo y haber cierta sensación de estar a punto de terminar, también tengo la sensación de que he estado ante un tomo más, no ha habido esa traca habitual ni ese colocar de piezas previos a un final apoteósico que tanto acostumbramos a ver en las obras japonesas.

El tomo en cambio sigue desarrollando las tramas, que si los Ovnis, que si lo que sucedió realmente con la base secreta del grupo, que si reaparecen un par de personajes olvidados (por el público, Urasawa nunca olvida nada), que si falta el canto de un duro para el reencuentro final, que si Amigo al fin dice la verdad… montón de pequeñas tramas que son lo que acaba por atraparte, pero que os digo desde ya que muchas de ellas quedarán abiertas.

En lo personal sigo pensando que es una obra excelente (y para muestra éste tomo), capaz de jugar con los recuerdos, la nostalgia de la infancia, el saltar adelante en el tiempo y hacer malabares con multitud de personajes carismáticos (como el cura de los tatuajes). Pero peca de querer ser una trama demasiado ambiciosa y no cumplir la expectativas cuando las cosas van resolviéndose (lo que me temo me pasará con Billy Bat).

Aun así, una obra totalmente recomendable para los amantes de los thrillers o las historias con suspense y cliffhabgers a cada paso.